GĂ©minis Tigre

Personalidad magnĂ©tica donde las haya, dotada de innata autoridad. Quien nace en el año gobernado por el Tigre estĂĄ animado por una vitalidad fuera de lo comĂșn; su vivacidad, su pasiĂłn por la vida y su gran valor no dejan, en general, de contagiar a quien lo rodea.
A travĂ©s de su poder personal induce fĂĄcilmente a otros a secundarle empresas que no siempre llegan a buen fin. El geminiamo de un año atigrado es tan amante del riesgo, que puede llegar a la temeridad y a dar toda la apariencia de no poder separar su espĂ­ritu de trabajo de su condiciĂłn aventurera. El resultado mĂĄs comĂșn o frecuente es que el geminiano de un año del Tigre acabe salvĂĄndose finalmente, pero no aquellos a los que ha comprometido.
El GĂ©minis Tigre es muy orgulloso, incapaz de aceptar pasivamente la autoridad y reacio a tolerar que algo le sea impuesto sin razones bien claras.
Quienes fueron niños geminianos rebeldes, casi siempre descubren que pertenecen también al signo del Tigre, lo que les convirtió en pequeños insoportables capaces de alterar los nervios de cualquier adulto y poner en fuga a compañeros de escuela y hermanos.
Otra característica que abunda en lo que infunde Géminis es la de que el Tigre no suele preocuparse demasiado por la necesidad de seguridad o de riqueza. Al igual que el geminiano puro, vive confiado en lo que su destino deba proporcionarle de manera casi mecånica. Sin embargo, es posible que ambicione poder y que aspire a funciones relevantes, aunque manteniéndose en la sombra.
Suele ser presa de profundas depresiones y necesita de alguien que esté a su lado y sepa confortarlo. Por otra parte hay que decir que aunque a veces el Tigre pueda parecer egoista, a menudo estå dotado de grandes sentimientos y sabe ser generoso en extremo.
El Tigre geminiano manifestarĂĄ gusto por la aventura, pasiĂłn por el riesgo, idealismo y romanticismo, especialmente en su juventud. De hecho, es el romanticismo la caracterĂ­stica predominante en su vida sentimental.

Signo GĂ©minis