Lo √ļnico definitivo en G√©minis es su inestabilidad

En el curso de esta obra insistimos, y con sobrada raz√≥n, en que los nativos de G√©minis despliegan un criterio amplio y d√ļctil y permanentemente abierto a la captaci√≥n y autoadaptaci√≥n a casi todos los pormenores de los caracteres humanos, aunque ellos mismos con frecuencia no puedan creerlo debido a que desarrollan aparentes fobias a determinados comportamientos, actitudes o formas de ser y de pensar, e imaginan que algunos no conseguir√°n jam√°s tolerarlos. Pero se equivocan.

Su naturaleza astral posee el máximo poder de adaptación. Y, por usar un símil, diríamos que un geminiano que hoy se muestra fanático partidario de la doctrina nazi, al día siguiente podría defender con todo el sincero ardor posible los principios del marxismo-leninismo, o viceversa.

En síntesis, son curiosos, están ávidos siempre de nuevas experiencias, son hábiles, astutos, aunque su ánimo calculador no siempre es efectivo, a causa de su tendencia a la dispersión.

Tienen una amplia perspectiva de las cosas y esto les proporciona la oportunidad de aplicar su agil√≠simo ingenio al desarrollo de un corrosivo sentido del humor, un esp√≠ritu cr√≠tico, una iron√≠a fuera de lo com√ļn.

Signo Géminis