Qu√© significa so√Īar con Heces

Algunas culturas consideran las heces como un recept√°culo de fuerzas vitales regeneradoras, y por ello practican la coprofagia (es decir, la ingesti√≥n de las heces) tanto de forma ritual como por motivos terap√©uticos. So√Īar que se ingieren heces puede signifi¬≠car la necesidad de asimilar energ√≠as vitales, o de incorporar el afecto del que uno se siente privado. Las heces representan tam¬≠bi√©n aquello que es sucio, in√ļtil y por eso eliminado: la defeca¬≠ci√≥n on√≠rica puede significar una purificaci√≥n del alma y del cuer¬≠po, as√≠ como una liberaci√≥n de algo que pesa en el interior, como una inhibici√≥n o un sentido de culpa. Las heces pueden simboli¬≠zar tambi√©n el dinero, un regalo, un ni√Īo o el √≥rgano genital masculino; la evacuaci√≥n se convierte pues en el s√≠mbolo del parto y de la relaci√≥n sexual.
Para Freud existe una relaci√≥n entre los excrementos y el dinero. Adem√°s, seg√ļn Freud, el ni√Īo experimenta mucho placer en ex¬≠peler las heces, las cuales representan una donaci√≥n de s√≠ mismo a la persona amada; la madre acoge este gesto, de hecho, con manifestaciones de complacencia. Al contrario, el ni√Īo retiene las heces cuando quiere mostrar hostilidad, como diciendo: ¬ęNo te regalo nada de m√≠, al contrario, te hago este desplante¬Ľ.
Jung pone el acento en la relación entre excrementos y avari­cia, entre sentido del orden y deseos de poder.
La interpretaci√≥n popular dice que los excrementos simbolizan riqueza, oro y plata, tanto cuando son vistos en sue√Īos como cuando son pisados o uno se mancha con ellos. So√Īar que se evac√ļan heces quiere decir que el so√Īador se libera de sus pro¬≠pios problemas, siempre que aquellas sean correctas. En caso contrario, se prev√©n problemas. So√Īar que se evac√ļa en la propia cama predice la separaci√≥n del c√≥nyuge.
Entre los int√©rpretes de la Antig√ľedad, Artemidoro planteaba que so√Īar con heces humanas en gran cantidad es un anuncio de sufrir males de varios tipos. El esti√©rcol de los animales s√≥lo es positivo para los agricultores, para los dem√°s es un anuncio de da√Īos y enfermedades. Si uno es embadurnado con heces de una persona rica, se recibir√° muy pronto el beneficio del dinero; en cambio, s√≥lo espera deshonor a quien sea ensuciado con heces de pobre. Si el so√Īador defeca en medio de la naturaleza, se ver√° liberado de numerosos problemas.

Diccionario de Sue√Īos